images

Zona Libre de Excusas


ZLE: Zona Libre de Excusas

O como no terminar este año igual que el pasado…

O sea, deprimido porque se te fue OTRO año sin cumplir ni un 10% de lo que te propusiste cuando allá en Enero dijiste que este año si ” te ibas a poner las pilas.

El secreto 

Hoy es el día 300 del año.

Quedan 65 días en 2012 de los cuales (viéndome MUY generosa con los pachangueros) 40 días son Zona Libre de Excusas: no hay vacaciones, puentes, ni es época caótica porque los niños están en casa, ni hay que ir por los regalos, o hacer tiempo para las reuniones y compromisos sociales que nos agobian.

Así es: de hoy 26 de Octubre al 5 de Diciembre no hay nada que se interponga entre nosotros y la posibilidad de fijarnos metas y perseguirlas a diario.

Trátese de empezar a correr (clima gallego: en estos momentos no hace ni frío ni calor que nos lo impida!), leer más (de perdis superar la media nacional de leer medio Libro Vaquero al año), empezar a hacer yoga (hay tiempo para dominar dos o tres asanas) o ponerle andamios a nuestros sueños de independencia financiera…

Lo cierto es que tenemos 40 días de rutina antes de que el caos nos trague y queramos -allá por el 29 de Diciembre- pedirle al tiempo que vuelva (I’ve got news for you: el tiempo no vuelve!)

Tienes 40 días: ¿Cual es tu plan de juego? 

Mi compadre Aristóteles de Estagira y el viejo Lao Tzu en China (o como quien dice dos sabios muy sabios) solían decir que un viaje de mil millas inicia con el primer paso. Dicho en términos modernos: la causa principal de que no logremos esas metas que nos propusimos el primero de Enero es que no sabemos caminar.

Como la liebre de la proverbial fábula nos hacemos guajes todo el año y luego, cuando el tiempo se agota, queremos correr y brincar a la meta. Y claro que para entonces ya se nos vino el mundo encima y el logro de nuestros sueños parece poco “realista”.

Pero la lectura de cualquier biografía de las personas que han hecho realidad sus sueños nos dice que la cosa no funciona así, que hay muchas más posibilidades de lograr lo que nos propusimos si avanzamos como la tortuga: poquito a diario.

Y dicen los que saben que la mejor manera de avanzar hacia nuestros sueños es ponernos una meta tan irrisoria que no haya forma de no lograrla. Así, en vez de proponernos “hacer una hora de ejercicio al día” -propósito que de antemano sabemos no cumpliremos ni en nuestros más profundos sueños- propongámonos hacer todos los días 10 ó 15 minutos de ejercicio, o lectura, o meditación, o sentarnos a escribir o escuchar buena música o lo que sea que “siempre hayamos querido”…

15 minutos suena a poco o a casi nada y ese, precisamente, es el truco para engañar al enano interior.

Porque no hay nadie tan ocupado (ni siquiera Obama en campaña) que no tenga 15 minutos para hacer ejercicio. Nadie tan flojo que no pueda leer 15 minutos. Nadie tan agobiado que no disponga de 15 minutos para dedicárselos a lo que dice querer… (y si no los tienen, qué caraxos hacen leyendo esto y checando el Face?)

‘Ora que si multiplicamos esos 15 minutos diarios por los 40 días de este periodo Libre de Excusas que queda en el 2012  ese “poquito” diario pasa a ser un respetable montoncito de 10 horas y, de mayor importancia, habremos creado un hábito sobre el que ya podemos empezar a construir nuestras metas del 2013.

Ya si de plano no tienen ni los 10 ó 15 minutos diarios pues vayan analizando si de veras quieren lo que dicen querer porque como dice la fotito de aquí arriba: si te importa encontrarás la forma de realizarlo, si no, encontrarás puras excusas.

Y yo no sé a ustedes, pero a mi eso de sumar excusas me parece una triste cosecha para otro año pleno de oportunidades y de vida (casi como si  fuéramos políticos… y yo zafo!!!).

6 comentarios en “Zona Libre de Excusas

  1. Hola, me parece una extraordinaria evolución de la niña a quien yo hacía los encuadernados de sus trabajos hace . . . Mejor no te digo cuàntos años.
    Felicidades y que sigas cosechando triunfos y satisfacciones, y sobre todo; tu realización.

  2. Claudita, muchísimas gracias por el recordatorio de los cuarenta días previos al caos decembrino!!! Y como dices, si no nos damos esos 10 minutos, pues de plano es que adquirir ese hábito, no es tan importante en nuestra vida.
    Como siempre Mil Gracias por tu Gran sabiduría para aplicarla a la vida Práctica!!!

    1. No hay como cerrar el ao con entusiasmo!!! 10 minutitos diarios no es nada y, paradjicamente, es mucho… Se les extra el Martes, supongo que fue culpa del defensa central que “no mete goles” (de plano te va a retirar el saludo, ja, ja, ja!!) Abraxo

Los comentarios están cerrados.