Tres Plegarias para Jano

Tengo para mi que cuando los Romanos le dieron nombre a los meses del año, no sólo exhibieron una crasa falta de imaginación sino que, en lo concerniente a los últimos cuatro meses, de plano la regaron. Porque Septiembre, Octubre, Noviembre y Diciembre toman su nombre de los números romanos siete (septem), ocho (octo), nueve... Leer más →

Anuncios

Camus, el Mal Humor y las Gripas

Ya se acerca la época del año en que comienzan a aparecer las gripas y sus contagios. No sé si los dos lectores y medio de este blog se habrán fijado, pero desde aquella epidemia del AH1N1 (gripa oink oink), los mexicanos como que nos hemos hecho más conscientes de no andar esparciendo bichos por... Leer más →

¡¡Mes Dionisíaco!!

Llegó Octubre y con él, todas mis brújulas existenciales giran hacia Alemania, la tierra de la cerveza, de Ludwig van Beethoven y de Friedrich Nietzsche (“Fritzi” pa’ los cuates). La asociación no es del todo fortuita: después de todo Nietzsche nació un 25 del mes de la Oktoberfest y una de sus frases más ciertas... Leer más →

Heidegger y el Jardín Japonés

Supongo que nomás leer el título del post de hoy y más de alguno estaría justificado en creer que, tras unas largas vacaciones, escribo esto bajo el influjo de algún alipús, psicotrópico o enervante. Quien así piense, está -más o menos- en lo correcto. Lo que pasa es que llevo ya un par de años... Leer más →

Diogenes: Vida y Equipaje

No sé ustedes, pero yo cada que voy al aeropuerto  pienso en Diógenes de Sínope (también pienso en Leonardo Da Vinci, pero esa es otra historia…). Recordado como el fundador de la Escuela Cínica por su  estilo de vida, Diógenes vivía literalmente como perro callejero (Cínico viene del griego kynikoi/perro). No tenía casa, comía de... Leer más →

Dinero 5: El remedio y el trapito

LA HORRIBLE VERDAD La semana pasada hablamos de las Necesidades Reales y las Psíquicas y vimos como, según Kenneth Galbraith, la economía moderna se dedica a excitar estas últimas para que compremos, compremos, compremos... Claro que adoptar un estilo de vida consumista es una decisión sumamente personal y respetable: digo si a uno le gusta... Leer más →

Dinero 4: Dinero y Espíritu

UNA DISTINCIÓN ILUMINADA En su libro "La Sociedad Opulenta" el economista americano John Kenneth Galbraith hace una distinción curiosa para una disciplina que se precia de ser una "ciencia dura" (matemática, pues). Según Galbraith los seres humanos tenemos dos tipos de necesidades muy diferentes. De un lado están las necesidades "reales" esas que, de no... Leer más →

Dinero 3: Lo suficiente

ALGO HUELE MAL EN EL REINO Vivimos, in duda cabe, en tiempos enfermos. No importa donde vivamos o quien seamos, ni pa' donde volteemos. A todos, como al Hamlet de Shakespeare, nos llega ese pernicioso tufito que anuncia que "algo huele mal en el Reino". Algo huele mal en una economía que deja fuera al... Leer más →

Dinero 2: La Cultura Adquisitiva

LO QUE APRENDIMOS EN LAS FIESTAS INFANTILES En un post más antigüo, les conté que allá en mi infancia  las odiosas fiestas infantiles estaban plagadas de jueguitos cuyo objetivo era que "aprendiéramos a socializar". Nos metíamos hasta la cintura en un costal de papas e íbamos brinco y brinco hasta la meta; o nos comíamos... Leer más →

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑